info@exquisiterioja.com +34 608 57 53 10
MARCOS EGUREN, DE LA TIERRA AL OLIMPO DE LOS DIOSES DEL VINO
16 de marzo de 2018
0

Si hubiera que reescribir mitos y leyendas del mundo griego en clave del mundo del vino hoy en día, Hermes –ese dios polifacético- bien podría representar la figura del enólogo desempeñando distintas tareas para lograr ese vino “de dioses”. Es lo que hace Marcos Eguren en las bodegas de la familia.

Probablemente el factor más significativo que –en Rioja- evidencia lo que significan las bodegas de la familia Eguren de San Vicente de la Sonsierra es haber alcanzado ese punto donde confluyen calidad de los vinos y número de botellas producidas. Es decir, se puede producir un gran vino, pero normalmente suelen ser unas cuantas barricas; y, según dice Pedro Ballesteros MW, la enjundia del asunto consiste en hacer un gran vino pero de un número importante de botellas. Esto también lo hace Marcos Eguren; para gozo y disfrute de una cantidad importante de personas.

Sin embargo Marcos no se arroga méritos; es todo humildad y sencillez de razonamiento; solo dice que nació en la bodega, pasó la juventud en las viñas y asumió como evidente lo que le transmitieron en casa, los valores de su padre: honradez, familia y mucho trabajo. Añade después que, con el tiempo, se aprende a amar y respetar los viñedos; a entender cómo unas viñas transmiten energía, cariño; otras emociones encontradas e incluso algunas hay que te dejan indiferente; y todo ello de alguna manera se transmite luego a los vinos.

marcos-veguilla07b

Su padre siempre elaboró los tintos de maceración carbónica típicos de la Sonsierra riojana, además de algo de vino criado en roble. Cuando Marcos tomó las riendas y empezó a elaborar vino su meta era hacer un gran vino joven, pues ya era consciente de que los vinos, añada tras añada, se hacían de forma empírica y por ello adolecían de regularidad. Aún así, afirma que su Murmurón es un vino poco tecnológico. Pero es que además, en su apuesta por la calidad y los vinos de viña, Marcos Eguren elabora ahora mayor número de vinos con menor cantidad de kilos de uva que cuando empezó, hace más de treinta años:  he aquí el “milagro” de limitar las producciones reduciendo el ratio kilos/hectárea.

El punto de inflexión fue –cuando su padre y su tío tomaron caminos distintos- que,  por una parte el vino de maceración carbónica no era apreciado, fuera del País Vasco y zonas aledañas; y por otra la llegada de grandes grupos a Rioja (con lo que ello supuso de arranque de viejas viñas, de las cuales el agricultor seleccionaba los clones más productivos para replantar en nuevas parcelas) Entonces decidió (con el apoyo de la familia, que nunca le ha faltado) que su bodega, Sierra Cantabria, tenía que crecer para sobrevivir y eso no podía hacerlo a base de volumen ni tampoco compitiendo con los grandes vinos clásicos de Haro. Por tanto, con las viñas de la familia y otras que compró más la experiencia ganada en Burdeos y Borgoña más el sentido común, hizo de la necesidad virtud y se empeñó en hacer vinos de viñedos. Con humildad y quizá sin pretenderlo, lo cierto es que se adelantó a su tiempo (parece ser que los dioses siempre juegan con ventaja)

Las consecuencias ya las hemos visto (y las estamos disfrutando) San Vicente y toda la Sonsierra ha revolucionado Rioja con vinos muy específicos, vinos que maman de su origen, vinos que expresan las particularidades de las parcelas y del ambiente geoclimático (se puede percibir cómo la zona de San Vicente a Briñas está más abierta al oeste, es más atlántica, con lo que ello significa) Me dice Marcos que siempre busca el vino más natural posible que exprese la energía brutal de los viejos tempranillos, la rotundidad y pureza de la zona. E incluso va más allá: tiene una viña de 100 años donde cohabitan nueve variedades; siempre vinificó el tempranillo de la misma separadamente, pero en 2010 decidió –con la tecnología actual- elaborar todas las uvas juntas, como hacían quienes hincaron las cepas; el resultado le sorprendió y emocionó.

A VUELTAS CON LOS NUEVOS RIOJAS Y EL CAMBIO DE CICLO

No más que para dejarlo claro, Marcos Eguren asegura que hubo un tiempo de vinos con más color, más estructura, más contundencia, a veces incluso provenientes de  uvas de cepas plantadas en terrenos deslocalizados, fértiles; había que seguir la moda. Y ahora, llegan las nuevas reglamentaciones como la de vinos singulares cuyo valor, asegura, no puede fiarse principalmente al hecho de que la viña tenga más de 35 años. Marcos pone de relieve que en Rioja hay, habrá, dos viticulturas: una para producir “riojas genéricos” y otra que trabaja a conciencia y con precisión absolutahasta la vendimia, para dar así vinos importantes, con carácter.  Vinos de tempranillos adaptados a los suelos pobres y climas duros de la Sonsierra; vinos que transmiten nervio, frescura.

La importancia de la figura de Marcos Eguren está aún insuficientemente resaltada. El sumiller que esto escribe recuerda el acierto grandísimo que fue en su día realizar junto a Andrés Proensa –entonces en la revista Vinos de España- el seguimiento completo y exahustivo del nacimiento de un gran vino como  Finca el Bosque ¡y además la añada 2001! No es solamente lo que ha aportado a lo que es hoy Rioja en sus vinos de culto sino igualmente hacerlo desde la sencillez, la honradez y el respeto al trabajar las viñas; y crecer pausadamente creando bodega tras bodega, vino tras vino; con el broche de las bodegas de Toro.

Como quien esto escribe está diseñando y sirviendo experiencias de enoturismo con Exquisite Rioja, en última instancia le pregunto acerca de cómo ve el futuro de este nuevo foco de negocio para las bodegas y me dice que efectivamente es muy interesante, está trayendo gentes de todas partes a Rioja, seguirá creciendo y, particularmente en su caso, pronto estarán terminadas las nuevas instalaciones tanto en Viñedos de Paganos (impresionante calao) como la nueva bodega en Sierra Cantabria (en un enclave espectacular en San Vicente de la Sonsierra) con la intención de realizar experiencias exclusivas y hacer las cosas también en clave de excelencia; como sus vinos.

 

 galeria-elaboracion-paganos