info@exquisiterioja.com +34 608 57 53 10
VIVA EL VINO Y AUPA EL AMOR -CELEBRACIÓN DE SAN VALENTÍN-
15 de febrero de 2019
0

El vino, como otra expresión posibilista de la naturaleza, nos sirve de un modo fantástico para continuar explorando formas de vida. Las sensaciones que nos procura el tomarlo contribuyen poderosamente a facilitar el juego inestimable que conforma el sentido de la vida, que no es otro que el constante trabajo de nuestras neuronas sensoriales procesando todo tipo de estímulos que continuamente nos llegan.

El vino, los vinos, en todas sus elaboraciones y con sus distintas prestaciones organolépticas que se recrean cada cosecha, en cada pago y en cada elaboración como forma genuina de reinterpretación de la naturaleza -que cede sustancias para que nos beneficiemos de ellas- los vinos, decimos, sirven estupendamente en esas experiencias que las personas necesitamos.

Los vinos –sobre todo  tintos y  espumosos- actúan de modo similar a como lo hace la grelina  -una hormona que segrega el estómago vacío- la cual estimula el apetito y hace que aumente la captación de efluvios de los alimentos.

Concepto equilibrio del vino: se debe conocer para tener mayor poder de argumentación puesto al servicio de nuestro disfrute. Y así lo transmitimos en www.exquisiterioja.com servicios de enoturismo.

También hay que decir que la cantidad de estilbenos, precursores del resveratrol, se fijan en la parte interna del hollejo de la uva en función del clima (mayor en climas más frescos) Los vinos tintos poseen cinco veces mayor carga de polifenoles. El resveratrol es un antioxidante natural que proviene de compuestos polifenólicos (los estilbenos) y actúa como antiinflamatorio, antivírico, con efectos antiaterogénicos. Se encuentra en el hollejo de las uvas tintas, en el vino tinto, frutos negros, verduras de colores vivos, cacahuetes…

El alcohol por una parte y los polifenoles por otra, poseen efectos antioxidantes (disminuye la autooxidación del LDL-colesterol) También tienen efectos relajantes, además de otras actividades biológicas, antitumorales, antimicrobianas, antisépticas.  Por eso los besos con vino son más sanos.

Si el vino es buen amigo del corazón, también ofrece una mayor protección del aparato genital, e igualmente es amigo del pene como puede serlo del clítoris y de la vagina, por los efectos vasodilatadores (facilita la llegada de la sangre) del alcohol.  En la mujer además produce un aumento de estrógenos y por tanto del deseo sexual al lubricarse mejor la vagina.

Recordar que las claves de unir vino y sexo para gozar residen en la moderación, a la vez que en el deseo suscitado por medio de un ritual.

Carácter o función desinhibidora del vino: produce sensaciones de bienestar; invita; limpia y oxigena la boca al facilitar la conversación; propicia el acercamiento, una suerte de intimidad al compartir las mismas sensaciones sensoriales provocadas por su ingesta.

Los vinos blancos y sobre todo los espumosos son  perfectos para los preámbulos por resultar alegres. Los vinos rosados son ocurrentes para encuentros casuales entre amigos por su carácter afrutado, ligero. Los vinos tintos son sobre todo sensualidad carnal. Un vino correcto pero sin atributos puede servir para cortar educadamente con una persona.
DSC03912